Soldado entra en pánico cuando cancelan vuelo para ver a su padre moribundo, luego un extraño hace esto

Nunca es fácil vivir y trabajar lejos de la familia. La soldado Brittany Bunker estaba de servicio cuando recibió un mensaje preocupante de su familia. Le informaron que la salud de su padre se estaba deteriorando y que necesitaba volver a casa para verle lo antes posible.

Gracias a la comprensión de sus superiores, pudo tomar un permiso de emergencia para volar a casa, un viaje que implicaría cuatro vuelos.


Pero su primer vuelo despegó tarde, lo que significaba que iba a perderse el siguiente vuelo. “Estaba muy nerviosa”, dijo.

Cuando estaba esperando el segundo vuelo un hombre se dirigió hacia ella. Había observado el perro de servicio de Brittany, Shiva, y le mostró fotos de su propio perro. La conversación con el hombre le ayudó a calmar sus nervios, pero no por mucho tiempo, ya que entonces le dijeron que su último vuelo a casa también había sido cancelado.

Brittany, junto con el personal de la aerolínea, trató de buscar una solución para que ella pudiera regresar a casa. En todo ese caos el hombre con el que había estado hablando se le acercó y le dijo unas serie de noticias que la dejaron aturdida.

“Me dijo que estaba tratando de arreglarlo todo para que una compañía de conductores profesional me llevara del aeropuerto directamente a mi casa, y él se encargaría de todos los gastos”, dijo Brittany. “Estaba un poco recelosa al principio pero me enseñó los recibos de las azafatas y cuando el conductor llegó me envió una foto del auto de la matrícula y del conductor”.

Antes de irme, dijo que todo lo que quería a cambio era que yo le hiciera saber que había llegado a casa. El conductor me llevó del aeropuerto de Chicago hasta mi puerta y tardamos 5 horas. Llegué a casa alrededor de las 3 de la mañana del miércoles 4 de abril. El conductor me dijo que al hombre le costó casi 900 dólares”.

Gracias a este gesto de generosidad del hombre hacia Brittany, ella pudo volver a su casa y despedirse de su padre que murió al siguiente día, el 5 de abril.

“Realmente hay gente bondadosa en este mundo y nunca podré agradecerle lo suficiente todo lo que hizo por mí”, dice Britttany. “Pero espero que algún día yo pueda actuar de la misma manera que este hombre si alguien algún día lo necesita como yo lo necesité”.

¡Qué increíble acto de bondad! Considera compartir esta historia maravillosa con tus amigos y familiares.

Fuente: NN

Loading...

¿Qué Opinas?