Se encontró con una persona igual que él durante un vuelo pero las casualidades continuaron

Normalmente se suele decir que todos tenemos un doble en alguna parte, aunque no solemos dar con él o ella tan fácilmente. Y es que con la cantidad de seres humanos que existen, algunos se tenían que parecer ¿no? El caso es que yo no he conseguido dar con el mío, pero sí los protagonistas de la historia de hoy, cuyo encuentro fue fruto de la casualidad.

El jueves por la mañana, en un vuelo de Londres con destino Galway, Neil Douglas, de 32 años, se quedó petrificado al ver a un hombre que era prácticamente igual que él, sentado en el asiento de al lado -imaginen la cara que debió quedárseles cuando sus miradas se encontraron-. Este hombre se llamaba Robert Stirling, de 35 años, y le había cambiado el asiento a una pareja para poder ir juntos.

“Le pedí que se moviera y, cuando el tipo me miró, pensé: ¡Ay la leche, cómo se parece a mi!“, contaba Douglas a Dailymail. “Después, cuando llegué a mi hotel, me lo volví a encontrar. Estaba justo delante de mí en la cola de la recepción para registrase. Al final, terminamos haciéndonos amigos y unas cuantas personas nos dijeron lo mucho que nos parecíamos”.

“Le pedí que se moviera y, cuando el tipo me miró, pensé: ¡Ay la leche, cómo se parece a mi!”

“Después, cuando llegué a mi hotel en Galway, encontré a este mismo hombre registrándose justo delante de mí”

Al final, terminamos haciéndonos amigos y unas cuantas personas nos dijeron lo mucho que nos parecíamos”

¿Han encontrado ya al doble de ustedes? Si es así, no duden en compartir una foto en los comentarios.

Fuente: boredpanda

Loading...

¿Qué Opinas?