El popular “macaco de la selfie” ya está en peligro de extinción por una simple razón…

El mono”Naruto” se hizo viral en las redes sociales cuando le robó la cámara a un fotógrafo, que se encontraba en un parque de Indonesia, todo para tomarse una selfie. La especie “Macaca Nigra” obtuvo millones de fans en todo el mundo, al hacerse pública dicha fotografía. Esto ocurrió justo cuando la “Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza”, que establece el estado de conservación de los animales, estaba por incluir a la especie dentro de las que se encuentran amenazadas a nivel mundial.

Lamentablemente esta especie se ha convertido en el blanco de los cazadores, ya sea para obtener su carne o para convertirlos en mascotas, mientras que sus hábitats se reducen cada vez más por la tala ilegal de árboles, ya sea para la plantación de cocoteros o para las parcelas de los aldeanos.

Por otra parte hay quienes están luchando contra los planes del gobierno de explotar las tierras silvestres, para construir carreteras e industrias. Hay muchos agricultores que capturan a los simios con el fin de que estos no saqueen sus cultivos, aunque algunos también terminan quedando atrapados en trampas para pájaros, cerdos o ratas, lo cual resulta ser dinero rápido para cualquier cazador.

Los primatólogos han confesado que han encontrado aproximadamente 100 trampas en un área pequeña, en el interior de los límites de la reserva y, por desgracia, los macacos que han ¨logrado¨ escapar terminan perdiendo alguna extremidad por la pérdida de sangre.

En cuanto al comercio local de mascotas, este prospera en monos bebés capturados o huérfanos. La mayoría de las veces se encuentran confinados en espacios reducidos o desnutridos.

Pero quienes representan la mayor amenaza para los simios son las personas de Sulawesi, que llevan siglos consumiendo su carne, la cual cuesta sólo 2$ el kilo (un macaco pesa 8-10 kg), y en temporada de vacaciones su demanda se encuentra por los cielos.

Aunque la ley en Indonesia protege a toda costa a los macacos que se encuentran en peligro de extinción, la realidad es que la policía no hace nada al respecto. Incluso es muy común que los mismos oficiales vayan de vez en cuando a comer con los cazadores. La realidad es que la cárcel no es algo propio de los cazadores furtivos. Al final estos sólo pagan una multa, algo que no los detiene y continúan con la misma práctica.

“Proyecto Macaca Nigra” es una organización que busca la cooperación para cambiar los corazones y las mentes respecto a los monos:

¨Matar monos no es algo que me agrade, pero una vez que lo cocino me encanta su sabor y olor, sobre todo si tiene muchas especias. Es parecida a la carne de perro o del jabalí¨, comentó Nita, una mujer de la etnia minahasa que habita la zona.

También comentó que los animales se ponen al fuego alto para chamuscar todo su pelaje y conservar la carne en mejor estado. Por otra parte, los defensores de la naturaleza, incluso, han recurrido a la iglesia de la región para que el cura inculque a sus fieles a través de las misas que los seres humanos debemos ser guardianes de la Tierra, empezando por proteger las especies como los macacos.

En cuanto a obtener el apoyo de los políticos para acabar con esta matanza, un funcionario del Departamento de Conservación de Recursos Naturales, comentó:

“No podemos simplemente decidir las cosas desde una perspectiva ecológica, hay factores económicos y culturales a considerar”.

Definitivamente esta especie necesita aumentar su número para salir de la lista de las especies que se encuentran en peligro de extinción. Mientras que, por otra parte, los seres humanos necesitamos hacer consciencia de nuestros actos, ¿hasta dónde queremos llegar al considerar la muerte de un animal un trofeo?

Difunde esta valiosa información y no olvides dejar tus comentarios al respecto. ¡Paremos esta masacre alzando la voz en defensa de estos inocentes animales!

Fuentes: Twitter, National Geographic

Loading...

¿Qué Opinas?