Ocho chicos han sido rescatados en Tailandia – tras semanas dentro de la cueva

En el segundo día de la operación de evacuación de los menores atrapados con su entrenador desde hace más de dos semanas en la cueva tailandesa de Chiang Rai, los servicios de rescate han logrado sacar ya al menos a cuatro pequeños, según ha confirmado La Marina. Estos se suman a los cuatro que fueron rescatados el domingo, por lo que solamente quedan cinco dentro.

Las labores se han reanudado después de que los miembros del operativo hubiesen descansado y repuesto los equipos. Al igual que este domingo, los rescatados salieron de manera escalonada; el primer abandonó la gruta cerca de las 16.45 hora local (09.45 GMT) y el último salió sobre las 19.00 hora local (12.00 GMT), informó el medio local KhaoSod.

Tras la evacuación, los cuatro rescatados este lunes fueron llevados en helicóptero al centro sanitario donde se encuentran internados los cuatro compañeros rescatados la víspera. Ninguno de ellos ha podido tener contacto directo con sus familiares, quienes han tenido que verlos a través de un cristal para prevenir que les pudieran contagiar alguna enfermedad debido al débil sistema inmunológico de los chavales, indicó Narongsak Ossottanakorn, portavoz de los efectivos de rescate.

Entre la primera operación y esta segunda, las autoridades interrumpieron el rescate durante unas 14 horas para proceder a la reposición de las bombonas de aire comprimido utilizadas durante los trabajos de evacuación, y evaluar las partes inundadas de la gruta.

“Más existosa de lo esperado”

La primera jornada se completó con éxito y en tiempo récord: cuatro de los 12 niños salieron de la compleja gruta tras recorrer los cuatro kilómetros de pasadizos y cámaras hasta alcanzar la salida. “La misión ha sido más exitosa de lo que esperábamos”, apuntó Ossottanakorn. La salud de los cuatro es “perfecta”, aunque uno de ellos está recibiendo “un examen en profundidad” como medida de precaución.

Asimismo, la misión de este lunes discurrió “más rápido de lo esperado” y fue completada en unas nueve horas, en las que los expertos recorrieron el camino de ida hasta la gruta donde se encuentra el grupo y regresaron con cuatro de los niños. Cada uno de ellos va acompañado de dos profesionales, uno delante y otro detrás, que llevan la bombona de aire que le permite respirar.

Para poder sumergirse en el agua, los chicos recibieron esta semana un curso intensivo sobre el manejo de los equipos de inmersión, y realizaron el trayecto acompañados de dos buzos expertos y provistos de una máscara especial que les cubría toda la cara para permitirles así respirar de manera natural.

Los menores rescatados tuvieron que atravesar cuatro kilómetros de estrechos pasadizos y desniveles y bucear por un túnel inundado a lo largo de un kilómetro. Afortunadamente, los trabajos de drenaje de los días previos ayudaron a acelerar la extracción de los cuatro jóvenes, que completaron el angosto recorrido a pie hasta el exterior.

Fuente: 20minutos.es

Loading...

¿Qué Opinas?