Niña autista se sube al escenario, pero detrás de ella ocurre algo que deja a todos con la boca abierta

La canción ‘Hallelujah” de Leonard Cohen es una canción que llega al alma. Son tantas las versiones y posibilidades que ofrece esta canción, que es común escucharla en concursos de talentos. Sin embargo, según quien interpreta esta canción, te transporta a dimensiones tan distintas. Como ocurrió con la actuación de una niña autista de 11 años llamada Kayle.

Kayle es una niña que sufre de autismo y déficit de atención. Por lo visto, solía ser una niña muy silenciosa en el colegio, hasta que un día descubrió su verdadera pasión por la música. Fue entonces cuando la animaron para participar en el concurso de talentos “Little Big Shot”.

Pero no iba a participar sola, junto a ella cantarían los miembros del conocido grupo de canto a capella Pentatonix. El resultado fue tan espectacular que, incluso, algunos de los jueces tuvieron que contener su emoción.

Te dejamos su fabulosa actuación aquí abajo:

¡Por favor, no dudes en compartir el fabuloso talento de esta pequeña, a quien le auguramos un gran futuro en el mundo de la música!

Fuente: Newsner

Loading...

¿Qué Opinas?