Médicos piden que sacrifique a su hija para salvar a sus hijos – entonces ella tomó la difícil decisión

Chloe Dunstan y su marido, Rohan, tenían tres maravillosos hijos, pero deseaban una niña. Decidieron entonces tener un hijo más, y en poco tiempo Chloe estaba otra vez embarazada.

Unas semanas más tarde, Chloe fue a una revisión rutinaria del embarazo, pero nunca imaginó que iba recibir las noticias que escuchó. No iba a tener un cuarto hijo, llevaba en su vientre a un quinto y un sexto.

Chloe estaba embarazada de trillizos.

Chloe y Rohan comenzaron a prepararse para la llegada de los trillizos, pero las sorpresas no habían acabado. Cuando fue a la revisión de la semana 28 de embarazo, volvieron a quedarse en shock.

Chloe llevaba en su vientre dos niños y una niña, pero los médicos forzaron a Chloe a tomar una decisión que ninguna madre debería tener que tomar en la vida.

Al parecer los dos niños se estaban desarrollando bien, pero la niña no se estaba desarrollando, y la situación se iba complicando cada día.

Los médicos le dijeron a Chloe que la niña probablemente no sobreviviría a no ser que la sometiesen a una operación, pero la intervención era un riesgo para los otros dos niños.

Chloe tenía que decidir si someterse a la cirugía, y arriesgar la vida de los tres bebés, o sacrificar la vida de su hija para asegurarse de que los dos niños sobrevivirían y nacerían sanos.

Chloe sabía que tenía que tomar una decisión difícil.

“No podía escuchar nada más… Mi mente solo podía decir: quiero a TODOS mis bebés. Investigué mucho. Sabía que iba a ser duro, pero no podía darme por vencida y perder a mi hija… Sabía que ella era fuerte porque había conseguido llegar hasta la semana 28, sin apenas recibir nutrientes”, escribió Chloe en Facebook.

Aunque era una decisión difícil, Chloe finalmente decidió darle a los tres bebés una oportunidad. A veces pensaba que era lo correcto y a veces se arrepentía.

Tan pronto como Chloe dio a luz, los trillizos fueron llevados a cuidados intensivos. Y cada día que pasaba, los pequeños iban creciendo fuertes.

Pearl, la niña, nació muy pequeña. Pero resistió como toda una buena luchadora.

“Mis tres bebés, los tres sobrevivieron, y no solo eso, sino que hasta ahora están muy bien”, dice Chloe.

Chloe y su familia están muy felices de que todo haya salido bien.

“Solo quería decir que estoy muy feliz y agradecida por cómo ha salido todo. No podría imaginarme mi vida sin ella, estoy muy orgullosa de los tres. Estoy deseando verlos crecer”, cuenta Chloe.

Abajo hay una foto de los seis niños juntos, y niños y una niña.

Qué increíble viaje han vivido. Me alegra mucho ver que todo ha acabado bien.

Ahora los niños tiene más de un año y están muy bien. Es maravilloso verlos.

Muchas veces las madres tienen ese instinto que dice que todo saldrá bien a pesar de las opiniones médicas, y perder un bebé por lo general no es una opción para ninguna de ellas.

¡Por favor, comparte el increíble viaje de esta madre con tus amigos en Facebook!

Vía: NN

Loading...

¿Qué Opinas?