Luego de 75 años un veterano de la Segunda Guerra Mundial viajó a Francia para reunirse con su amor perdido

Las personas van y vienen, y las circunstancias hacen que nos sea imposible ver a ciertas personas por períodos prolongados de tiempo. Sin embargo, si el destino lo permite, esas personas reaparecerán en nuestra vida en algún momento. Aunque puede que no sea el momento exacto en que nosotros lo deseamos, la tristeza y el vacío que podemos sentir cuando están lejos nos enseña el valor de ser pacientes y tolerantes con lo que es y lo que será.

El veterano de la Segunda Guerra Mundial de EE.UU., Kara Troy “KT” Robbins ciertamente fue uno de los hombres que aprendió el valor de la paciencia y la tolerancia cuando conoció al amor de su vida, Jeannine Pierson, mientras estaba destinado en Briey, Francia, en 1944, pensando que jamás volvería a verla. Antes de separarse, los ojos del soldado de 24 años en aquel entonces quedaron inmediatamente prendados de Pierson, de 18 años, cuando pidió a su madre que lavara su ropa, lo que llevó a su breve amorío de dos meses.

Sin embargo, interrumpiendo su historia de amor, Robbins fue reubicado en el Frente Oriental. Dijo a Pierson que “quizás regresara y se la llevara”, pero eso no sucedió. “Cuando se fue en el camión, lloré, por supuesto, estaba muy triste. Hubiera deseado que después de la guerra él no hubiese regresado a Estados Unidos”, explica Pierson.

Cuando Robbins finalmente regresó a Estados Unidos, fue cuando conoció y se casó con su esposa de 70 años, Lillian. La pareja abrió y explotó una ferretería en Mississippi luego de la baja de KT. Lillian más tarde falleció a la edad de 92 años.

Como Robbins, Pierson también se casó con alguien más y crió a cinco hijos. Como Lillian, el esposo de Pierson había fallecido antes que ella. Ahora con 94 años, Jeannine vive en un hogar para jubilados.

Entonces sucedió algo fortuito. Robbins estaba siendo entrevistado por periodistas franceses para escribir un artículo para el 75 aniversario del Día D. Por supuesto, Robbins quería mencionar algo sobre Pierson, pero pensaba que ella ya no estaría con vida. Afortunadamente para Robbins, los periodistas descubrieron que Pierson estaba viva, de hecho, y pudieron rastrearla. “Está viva, y lo está esperando”, le dijeron al veterano de guerra.

Fue entonces que Robbins aprovechó la oportunidad y decidió viajar a Francia para encontrarse con Pierson. En la filmación del video de esta hermosa reunión, comparten muchas sonrisas, roces cariñosos y románticos besos. “Jeannine, te amo, muchacha”, le dice Robbins. ¡Estoy segura de que debe sentirse fantástico tener la posibilidad de decirle esas palabras a la cara luego de todos esos años!

¡Ver a KT y Jeannine iluminarse durante su reunión es suficiente para curar un corazón roto! El veterano incluso saca una vieja fotografía de Jeannine, que había guardado todo este tiempo que habían estado alejados uno del otro. Verdaderamente se amaban uno al otro, a pesar de los muchos cambios sucedidos a ambos durante sus más de siete décadas de separación.

Aunque había una gran brecha entre su reciente reconciliación, y Jeannine había esperado que regresara antes, estos dos amantes nos recuerdan muchas cosas. Nos enseñan que las cosas suceden por alguna razón. También nos enseñan que quienes están destinados a estar juntos siempre encontrarán el camino de regreso al otro cuando llegue el momento indicado.

Vía: Lindito