Lo construyó con “basura” y salvó del hambre a toda la ciudad

Hoy vamos a contarte la historia increíble de un tipo que demostró que puede hacer absolutamente todo. Este modesto africano construyó un molino de viento únicamente con basura, abasteciendo de electricidad a su pueblo natal.

En el año 2001 Malawi experimentó una dramática hambruna. Los problemas agrícolas y la falta de dinero de su familia le obligaron a dejar la escuela secundaria. Pero el chico decidió seguir los estudios aunque no fuera a clase, y empezó a visitar la biblioteca.

‘Using energy’ fue el libro que cambió la vida del joven africano. William, que deseaba que su familia tuviera acceso a la electricidad (ya que no lo tenía), decidió construir un molino de viento basándose en este libro. Para construir un molino el joven reunió todo tipo de chatarra, troncos de árboles, tubos de plástico y algunas piezas de automóviles. Al final, estudiando solo los dibujos del libro puesto que no sabía inglés, el joven logró construir su primer molino de viento de 12 metros de altura.

Así fue como su familia y luego la aldea entera empezaron a disfrutar de los bienes de la civilización, como la televisión y la radio. Pero el valor más importante de su invento era que al generar la electricidad se podía bombear agua, lo que significaba luchar contra la hambruna, según el mismo Kamkwamba.

La historia del joven africano que gracias a su deseo de mejorar las condiciones de vida se lanzó a experimentar, recorrió todo el mundo y ha captado la atención de mucha gente.

Hoy en día William Kamkwamba es una persona bien conocida en los círculos científicos internacionales y es postulado como héroe nacional en su tierra.

Si te gustó esta historia compártela con tus amistades, puede que de un de ellos salga un nuevo héroe, que sin poderes sobrenaturales pueden salvar al mundo!

RT

Loading...

¿Qué Opinas?