Le dicen que debería haber abortado, pero su “pequeña Hulk” desafía todo

Share with your friends










Enviar

Cuando la futura mamá Joni Gatlin fue a hacerse un ultrasonido en su semana 15 de embarazo, los médicos descubrieron algo inusual en la pantalla. Pero nada podía preparar a esta mujer para lo que le esperaba.

Cuando finalmente nació su hija Madison, las cosas salieron muy distintas a lo que había imaginado. De la cintura para arriba la niña parecía extremadamente musculada.

Tras meses de pruebas, los médicos diagnosticaron a Madison con una enfermedad extremadamente rara conocida como síndrome de Clove.

La enfermedad es causada por una mutación genética y se caracteriza por un agrandamiento de los tejidos óseos y blandos, así como del líquido linfático, usualmente debajo de los brazos y el pecho.

Los médicos no pensaban que Madison sobreviviría mucho tiempo, pero esta pequeña está desafiando todos los pronósticos y demostró a los escépticos que no iba a darse por vencida.


Caters TV

Cuando Joni Gatlin esperaba un hijo todo parecía ir con normalidad. pero en los primeros ultrasonidos los médicos vieron algo sospechoso.

Nadie sabía a ciencia cierta lo que pasaba, tan sólo se veía un líquido anormal en el feto.


Fuente

Sin embargo, al nacer se supo algo que sorprendió tanto a Joni como a los médicos. 

Su hija, Madison, no se parecía a la mayoría de niños, parecía una chica extremadamente musculosa, como una fisioculturista.

Más tarde los médicos descubrieron que sufría el síndrome de Clove.


Fuente

El síndrome de Clove puede manifestarse de varias formas que van desde tumores en tejidos blandos a malformaciones vasculares que afectan a la columna vertebral y a los órganos internos. 


Fuente

En un primer momento, Madison no podía moverse en absoluto, pero después de seis semanas podía moverse completamente.

Sin embargo, los médicos dudaban de que sobreviviera y su madre Joni se preparó para lo peor.

Tampoco ayudó que un desconocido se acercara a la madre y le dijera que ella “debía haber tenido un aborto”.


Fuente

Pero a pesar de los prejuicios de la gente y todas las adversidades, la familia trató de hacer lo mejor para ella. 

Madison, que es una verdadera luchadora, ya tiene 18 meses. Ella progresa día a día y sus padres hacen todo lo posible para que la enfermedad no la limite demasiado.

“La llamamos ‘pequeña Hulk'”, cuenta su mamá.


Caters TV

El brazo derecho de Madison pesa poco más de 2 kilos y continuará creciendo, dependiendo de cuánto tiempo pase y de cuánto pese en el futuro.

La familia no tiene problema en hablar sobre la enfermedad de su hija. Esperan que esto pueda ayudar a generar conciencia y a demostrar que no todos los niños fueron creados de la misma forma.


Fuente

“Las personas mayores son muy amables, son comprensivas y compasivas. Pero la gente de mi edad y la de mi marido pueden ser muy desagradables”, dice Joni.


Caters TV

¡Creo que ante todo Madison es una niña muy fuerte, con un gran espíritu de lucha y fuerza interior digna de Hulk! 

Por favor, comparte su historia y la de su familia con tus amigos de Facebook si quieres desearles toda la suerte en un futuro.

Via: NN


⇓ COMENTA Y COMPARTE ⇓

¿Qué Opinas?

Te puede interesar:  Emotivo reencuentro con su perro tras la erupción del Calbuco
¡Presiona “Me Gusta” para notificaciones!

Bienvenidos a Sueltalo.com

Ayúdanos a mejorar presionando Me Gusta