Extraño misterioso visita la tumba de difunto durante más de 70 años, entonces la hermana descubre su identidad

Durante décadas, el idílico paisaje que rodea los Cotswolds, en Gales (Reino Unido), ha estado plagado de misterios desconcertantes.

Todo comenzó en 1947, cuando un boy scout de 12 años, Karl Smith, se ahogó en el mar. La tragedia dejó una cicatriz permanente en el pueblo y los padres del niño recibieron cientos de cartas de vecinos consternados.

La hermana de Karl, Ann, solo tenía 7 años cuando su hermano murió, por lo que no tenía muchos recuerdos de él. Con el paso de los años más miembros de su familia se fueron del mundo y Ann continuó visitando la tumba de Karl.

Sin embargo, pronto notó que alguien más estaba visitando la tumba de su hermano e incluso dejaba obsequios personales en la lápida.

Wikipedia

A finales de la década de 1940, el pueblo de Cheltenham, en el corazón de los Cotswolds, en el Reino Unido, sufrió una horrible tragedia. El boy scout Karl Smith murió en un accidente de natación durante un viaje de exploración en Gales, era el verano de 1947.

Karl fue enterrado a poca distancia de Cheltenham, dejando atrás a una familia afligida que incluía a su hermana, Ann.

Youtube/BBC

Ann, que tenía solo siete años cuando su hermano murió, ha seguido visitando la tumba de Karl desde entonces.

Sin embargo, después de un tiempo de hacerlo, se dio cuenta de que alguien más también le estaba rindiendo homenaje, al menos unas pocas veces al año.

Youtube/BBC

Sabía que no quedaban parientes vivos que recordaran a Karl y, sin embargo, encontraba algo diferente en su tumba cada vez que iba.

Una vez había una pluma de faisán en su lápida, en otra ocasión había una mazorca de maíz. Otras veces habían mensajes personales escritos.

El misterio duró más de 70 años.

BBC / Twitter

A pesar de sus incansables esfuerzos, Ann nunca pudo descubrir la identidad del visitante.

Publicó mensajes en el periódico local, asistió a reuniones de scouts e hizo llamamientos públicos … Parecía que esta persona nunca sería hallada.

¿Fue un antiguo compañero de clase de Karl? ¿Un amigo de la familia tal vez? ¿Un amigo de la infancia? Fuera quien fuera, Ann creía que Karl tenía que haberle causado una fuerte impresión.

¿Por qué si no continuarían visitando una tumba anualmente durante 70 años y dejando pequeños obsequios?

Youtube / BBC

Ann se negó a darse por vencida y finalmente recibió ayuda de la periodista Camila Ruz.

Ruz investigó un poco más las pistas dejadas atrás por las notas escritas a mano en la tumba de Karl.

Resultó que el extraño tenía lazos más cercanos con Karl de lo que nadie podría haber imaginado …

La persona responsable de los regalos en la tumba de Karl fue Ronald Westborough, de Gloucester. Él había sido el amigo más cercano de Charles en los boy scouts.

Incluso habían compartido la misma tienda la noche antes de morir, y también fue Ronald quien encontró a Karl boca abajo en el mar.

Se pueden imaginar la sorpresa y la alegría de Ann por haber encontrado a la persona que tanto buscaba. Por supuesto, quedaron en verse y el encuentro fue un momento verdaderamente inolvidable, 70 años después de la muerte de su hermano.

Mira este momento inolvidable a partir del minuto 14:45.

Qué historia tan bella e increíble, incluso teniendo en cuenta que está basada en una terrible tragedia. Es muy hermoso que el amigo de la infancia de Charles nunca se olvidara de él, y que él y Ann finalmente se encontraran después de todos esos años.

¡Comparte esta historia en Facebook si también te conmovió!

Fuente: NN

Loading...

¿Qué Opinas?