Estudiante sin hogar tiene hambre y está solo, pero mira cuando la conserje le pide que abra el almacenamiento

Trabajar en un colegio no es como cualquier trabajo. No importa si uno es profesor, enfermera o conserje. Trabajar con los niños que no tienen una vida muy estable y vienen de zonas pobreza es un trabajo especial.

Pregúntenle por ejemplo a Carolyn Collins, ella lo sabe muy bien.

Carolyn trabaja como conserje en en el colegio “Tucker High School”, en Estados Unidos. Pero ella realmente no es conocida por su trabajo como conserje.

Facebook / Carolyn Collins

Hace tres años, dos niños se acercaron a la conserje Carolyn. Le querían contar su historia a alguien en la que confiaban y Carolyn parecía ser una persona amable y de buen corazón.

Los niños le contaron que no tenían vivienda y tenían hambre. En otras palabras, no tenían anda.

El encuentro que lo cambió todo

Después de ese encuentro Carolyn empezó un proyecto que ahora se ha convertido en algo que ayuda a muchos estudiantes.

Carolyn inició un grupo de cuidados especiales en el colegio.

Facebook

Un espacio secreto

La conserje abrió un tipo de cuarto, un almacenamiento y lo convirtió en un espacio donde los niños sin hogar podían recibir ayuda para sobrevivir la vida cotidiana en el colegio. Carolyn empezó a recolectar cosas en el pequeño cuarto.

Cuando algún estudiante tiene hambre o necesita algo, ella abre el cuarto y deja que los alumnos tomen lo que necesiten. La mayoría de las veces algo de comer o un pedazo de chocolate es lo que más ayuda.

Muchos niños necesitan ayuda

Desafortunadamente hay muchos niños en el colegio que necesitan ayuda y no lo tienen muy fácil en la casa, si es que tienen una casa. Carolyn se puso tan triste cuando vio a estos niños, sin nada que comer, sin nada de esperanza para el futuro.

En Estados Unidos esto es un problema muy grande, se estima que entre 2014 y 2015 1,2 millones de estudiantes no tenían hogar. Esto es insólito.

Facebook

Corazón de oro

Pero son personas como Carolyn quienes realmente hacen la diferencia. Cada año ella ayuda a muchos niños y ella misma paga por todo. ¿Si esto no es ser un héroe entonces yo no sé qué es un héroe?

Esta maravillosa mujer, que tiene el corazón más grande del mundo, se merece todos los aplausos del mundo.

Y desafortunadamente esto no solamente es un problema que existe en Estados Unidos, existe en todo el mundo. Así que necesitamos más personas como Carolyn en el mundo.

Ayudemos todos a compartir esto para que pueda inspirar a más personas a ser como Carolyn, y ayudar a los niños que más lo necesitan.

Fuente: NN

Loading...

¿Qué Opinas?