Este es el momento más bello de los Juegos Olímpicos de Río 2016

Share with your friends










Enviar

A veces, los momentos de más inspiración en unos Juegos Olímpicos, no son las finales que dan medallas.

Abbey D’Agostino, una fondista norteamericana, resultó “emboscada dentro del pelotón” apenas había comenzado a competir, y cayó, en la pista junto con otra corredora de Nueva Zelanda, Nikki Hamblin, a la cual ella ni siquiera conocía.

Pero Abby, al levantarse, en vez de seguir su carrera hacia la meta e intentar clasificarse para la final, se detuvo y ayudó a la otra corredora a ponerse de pie.

abbey-dagostino-nikki-hamblin-getty-ftr-081616_1vkx5n85nzlf412l1pb27ymg3i

El hecho, está conmocionando a las redes sociales, a otros deportistas, y a la prensa que cubre el evento.

Ayudar a un atleta caído en plena competición, es la muestra más verdadera de lo que significa la deportividad y el por qué existen los Juegos Olímpicos.

Niki Hamblin estaba todavía aturdida, sobre la pista, preguntándose qué había sucedido cuando sintió la mano de D’Agostino en su hombro, diciéndole que se levantara. Luego, juntas retomaron la carrera, pero Abbey estaba sumamente adolorida.

Entonces cayó sobre la pista, y fue Nikki quien detuvo su carrera para inspirarla.

–“¡Levántate levántate! Tenemos que terminar! ” le dijo a D’Agostino. “Se trata de los Juegos Olímpicos. Tenemos que terminar esto.”

“Nunca había conocido a esta chica antes”, dijo Hamblin. “Es desgarrador para las dos, pero ella renunció a su carrera por mí. Esa chica personificó el espíritu olímpico allí mismo, la deportividad, la clase y la pura determinación.”

Te puede interesar:  La Exhibición De Esta Joven Pareja Deja Al Jurado En Completo Éxtasis!!!

D’Agostino, terminó las cinco vueltas restantes cojeando visiblemente.

“No podía apoyar la rodilla apenas, solo me decía que había que seguir adelante”, confesó más tarde D’Agostino.

395945

Las dos terminaron de últimas, pero al finalizar la carrera, el COI ha decidido recompensarlas por el hermoso gesto dado, previa reclamación de Estados Unidos y de Nueva Zelanda, quienes alegaron que el percance no intencional afectó sus resultados. Los oficiales de la carrera, todos, estuvieron de acuerdo. Ambas competirán en la final de los 5000 metros, este viernes.

Abbey y Nikki nos han dado una gran lección:

Todo el mundo cae de vez en cuando, en el deporte y en la vida. Lo que haces después de la caída, es lo verdaderamente importante.

Vía: CC

Loading...

⇓ COMENTA Y COMPARTE ⇓

¿Qué Opinas?

¡Presiona “Me Gusta” para notificaciones!