La pareja adoptó a 3 hijos de su vecina que moría – al llegar a casa se llevan la SORPRESA de sus vidas

Audrey es una madre soltera con tres hijos, que llevaba un tiempo sin sentirse muy bien. Fue al hospital para tomarse unas pruebas y preguntó a sus vecinos, a quienes casi no conocía, si podían cuidar a sus hijos durante un día.

Su vecina Tisha ya tenía cinco hijos y tenían poco espacio en su casa, pero aún así aceptó la petición.

Después de una espera nerviosa llegaron los resultados, y el médico le pidió que fuera al hospital, lamentablemente le tenían malas noticias. Su diagnóstico era cáncer de estómago y esófago y ya era demasiado tarde para una cura.

Audrey comprendía que no le quedaba mucho tiempo de vida, pero antes de despedirse de la vida, quería asegurarse que sus hijos iban a estar bien y en un hogar seguro.

Audrey y su vecina Tisha no eran amigas cercanas, pero Audrey le pidió a Tisha si podía cuidar de sus hijos, y a pesar de que ya tenían cinco hijos, Kevin y Tisha aceptaron.

Lo que muchos no sabían es que Tisha se había criado en un orfanato, y no iba a permitir que estos niños pasasen por lo mismo. Así que no dudaron en hacer todo lo posible para aliviar la situación dolorosa en que vivían estos niños. Lamentablemente el cáncer estaba tan avanzado, que Audrey murió poco después. Y la familia de Kevin y Tisha pasó de tener  7 a 10 miembros de un día para otro.

Un equipo de televisión se enteró de la acción generosa de Tisha y Kevin y de cómo se habían encargado de los hijos de su vecina, y querían hacer algo por ellos. Así que se presentaron en su casa por sorpresa!

Cuando la reportera le preguntó a Tisha por qué se decidió a ayudar a su vecina, a quien apenas conocía, y quedarse con sus hijos, ella no dudó en la respuesta: – Porque son niños. Yo fui a un orfanato y no quiero que ellos tengan que pasar por lo mismo, los niños merecen ser niños. Estos niños ya han pasado por muchas cosas, y se merecen tener una familia que los quiera, y un lugar al que llamar hogar. No puedo perder a estos niños. Puede que no los haya llevado en mi vientre, pero ya los llevo en mi corazón.

Para poder acoger a los 3 niños en su casa, sus 5 hijos tienen que compartir sus dormitorios y camas con los nuevos miembros de la familia, e incluso, una de sus hijas duerme en un sofá en la cocina, para que las demás duerman en las habitaciones. En realidad necesitarían hacer unas reformas en la casa, entre ellas construir una pared para convertir una habitación en dos, pero no es tan sencillo ni tan barato.

Entonces el equipo de televisión le cuenta a la familia que van a hacer esas reformas por ellos. La cara de emoción de la madre lo dice todo.

El equipo de televisión mudó a la familia por una semana mientras restauraban la casa. Varias compañías de construcción, muebles, electrónicos, vecinos y desconocidos se movilizaron para este hermoso proyecto. Y ésta es la cara que se le quedó a la pareja cuando vieron su casa tras las reformas! Y es que a cualquiera se le salen las lágrimas al ver algo así.

Las niños estaban muy emocionados también al ver sus nuevos y hermosos dormitorios.

Además de un una casa casi nueva, recibieron un crédito para comprar comida durante todo un año, una donación para que el hijo mayor se pudiese independizar, y por si fuera poco, Nissan también les regaló un gran coche familiar.

Tienes que ver el antes y el después en el vídeo de abajo. Créanme, es increíble que en solo una semana se logre cambiar una casa de esta manera, y lo más importante es que cambiará también la vida de esta familia!

Pero lo más impresionante es la generosidad de esta pareja, que aún cuando reciben todo esto dicen “pero nosotros no hemos hecho nada especial“.

Puedes ver el video más emocionante en HD aquí en YouTube

Yo pienso que han hecho lo más especial del mundo. Han dado un hogar a tres niños que se han quedado sin su madre. El mayor acto de generosidad desinteresado.

Esta familia se merece este reconocimiento público, que su historia sea compartida y que le demos todos los ‘me gusta‘ del mundo. Después de ver algo así, uno siente que la vida tiene un poco más de luz.

Vía: NN