El Estreñimiento: ¿Qué Es Y Cómo Tratarlo?

Share with your friends










Enviar

Con la llegada del verano, nuestro estilo de vida cotidiano suele cambiar debido a las bienvenidas vacaciones, lo que nos hace comer y beber de manera poco habitual. Debido a estas cuestiones, hoy os queremos hablar sobre una de las patologías que suele ser bastante frecuente durante esta época del año. En esta ocasión, el tema que trataremos en profundidad será el estreñimiento.

¿De que se trata el estreñimiento?

Este padecimiento puede ser definido de distintas maneras, como una frecuencia de defecación menor a al menos unas tres veces por semana, o bien como la expulsión de heces inusualmente duras, escasas y secas con sensación de vaciamiento incompleto o esfuerzo exagerado. Sin dejar de lado el hecho de sentir fuertes dolores al evacuar las heces.

Muchos sabemos que el estreñimiento crónico suele ser muy frecuente en los países con un desarrollo elevado donde cerca del 10% de la población consume laxantes de manera regular, debido muchas veces a una alimentación poco rica en fibra, otras patologías, etc. El hecho de realizar poca actividad física es un gran aliciente para potenciar la aparición de este padecimiento.

¿Cuáles suelen ser las causas?

  • El estreñimiento suele ser causado generalmente por:
  • Poca actividad física o ausencia total de la misma.
  • Una dieta baja en fibra.
  • No concurrir al baño al momento de presentarse la necesidad de defecar.
  • El estrés y los viajes también suelen contribuir al estreñimiento u otras variaciones en las deposiciones. Por esta razón es muy común en épocas estivales, el cambio de hábitos y de lugar hace que nuestro cuerpo se descontrole en cierta manera y nos cause estreñimiento.
  • No beber suficiente agua. La hidratación es de gran importancia y si estamos poco hidratados, las heces pueden volverse muy duras.
Te puede interesar:  Ella Corta Las Mangas De La Camiseta Vieja ¿La Razón? Miralo Tu Mismo

Otras posibles causas de estreñimiento pueden ser:

  • Enfermedades intestinales, como el intestino irritable.
  • Trastornos en la salud mental.
  • Uso de diferentes tipos de medicamentos.
  • Trastornos en el sistema nervioso.
  • Cáncer de colon.
  • Embarazos.
  • Hipotiroidismo.

Es bueno no olvidarnos de los peques de la casa. El estreñimiento en los más pequeños con frecuencia se presenta debido a que retienen las deposiciones al no encontrarse listos para controlar sus propios esfínteres o le tienen cierto miedo a este proceso.

¿Cómo podemos tratar el estreñimiento?

En primera instancia, el tratamiento del estreñimiento debe ser el de la enfermedad subyacente que ha originado al mismo (si la hubiese). Además, hay que instaurar medidas higiénico-dietéticas que, en el caso del estreñimiento crónico, son las únicas a las cuáles podemos recurrir.

El Estreñimiento, ¿Qué Es Y Cómo Tratarlo?

Estas medidas suelen ser:

  • Acudir a las necesidades de defecar sin inhibición.
  • La posición de defecación. Son mejores los inodoros bajos que los altos, por la presión abdominal que se genera.
  • Si no es posible tener un inodoro bajo, es muy útil ponerse un pequeño escalón en los pies, como los que venden para que los niños lleguen al lavabo, ya que nos permitirá que las rodillas se eleven por encima de la cadera permitiendo la necesaria presión abdominal.
  • Implementar una rutina para la defecación a ser realizada en un momento determinado del día. Es importante realizar esta rutina varios días siempre en el mismo momento del día.
  • Incrementar la cantidad de fibra de la dieta.
  • Realizar más ejercicio físico.
  • Cambiar los patrones de defecación si no son los correctos.
  • Beber abundante cantidad de líquidos.

¿Cómo podemos tratar el estreñimiento desde el punto dietético?

Centrándonos en el tratamiento dietético, debemos orientarnos hacia un mayor consumo de fibra. Mas allá de que algunas personas de hábito estreñido no ingieren menor cantidad de fibra que las que no lo poseen, sí responden a un aumento sustancial de fibra en su dieta. Este proceso incrementa el peso de las heces y la frecuencia de la defecación reduciendo así el tiempo de tránsito en los intestinos.

Te puede interesar:  Dile Adiós A La Inflamación Abdominal Con Estos 6 Trucos Naturales

El incremento de volumen de las heces por el efecto de la fibra se genera tanto por una mayor retención de agua como por la proliferación bacteriana en la zona del colon, con propagación de gas en las mismas heces.

El consumo diario recomendado de fibra en adultos es de 25 o 30 gr, debiendo ser la relación insoluble/soluble de 3/1.

La ingestión de más de 50 gr. de fibra dietética no aporta beneficios complementarios y puede producir intolerancia (meteorismo, sensación de plenitud) y/o problemas de absorción de ciertos minerales.

Con el fin de evitar los efectos desagradables (borborigmos, meteorismo) que se pueden producir inicialmente en las dietas ricas en fibra, podemos incrementar la ingestión de la misma de manera gradual, para que estos procesos resulten menos molestos. En ciertos casos pueden resultar útiles los preparados de fibra comerciales.

En los tipos de enfermedades en que la administración extra de fibra no fuera capaz de producir heces significativamente blandas como para poder ser evacuadas de manera confortable, puede ser útil la utilización de laxantes ablandadores de heces como los son el hidróxido de magnesio o el aceite de parafina.

Todos los laxantes de tipo osmótico como el lactitol o la lactulosa incrementan el meteorismo por su capacidad de fermentación. Recuerda que siempre antes de tomar cualquier tipo de laxantes, la mejor y más recomendable opción es consultar con tu médico de cabecera, en el caso de que las medidas higiénico-dietéticas no han surtido ningún efecto.

Fuente: aprendelotodo


⇓ COMENTA Y COMPARTE ⇓

¿Qué Opinas?

¡Presiona “Me Gusta” para notificaciones!

Bienvenidos a Sueltalo.com

Ayúdanos a mejorar presionando Me Gusta