Conductor enfurece cuando la moto choca su auto, pero al mirar hacia el asfalto hace lo que no esperaban

Siempre puedes sustituir algo perdido, pero nunca el amor o el respeto que tenías por alguien.

Esto es algo que Sayd Omar Morale Akmad carga con él cada día, desde el día en que su coche fue golpeado por una motocicleta.

Lo que Sayd hizo no sólo ha conmovido a su comunidad, sino también a miles en el mundo entero. Esta es una de esas historias que demuestran que podemos aprender los unos de los otros.

Sayd conducía un día por el denso tráfico de filipinas cuando de repente una motocicleta le golpeó fuertemente por detrás.

El choque dejó grades daños en la parte trasera de su coche, él estaba muy furioso y se dispuso a gritarle al tipo que conducía la moto y que acababa de mortificar su día.

Pero entonces al salir del auto vio en el asfalto lo que había junto a la moto caída, una gran bolsa de arroz.

© Sayd Omar Morales Akmad/Facebook

Resulta que el motociclista que chocó con él era un pobre pescador que se dirigía a su casa para alimentar con arroz a su familia hambrienta.

Sayd a pesar de su enojo se dio cuenta de que ahora el desafortunado pescador y su familia no podrían comer porque la bolsa de arroz estaba toda tirada en la calle.

Por lo tanto, cuando la policía llegó al lugar y el motociclista asumió la culpa y quiso pagar por los daños, sayd dijo “NO“.

© Sayd Omar Morales Akmad/Facebook

Sayd sabía que a pesar de los daños que habían en su coche, tenía mucho más suerte en la vida que aquel pobre pescador, y por tanto no sólo rechazó recibir ningún dinero, sino que fue más allá.

Para sorpresa de los allí presentes, Sayd abrió su cartera y le dio dinero al pescador. Sayd quería que el hombre que le había provocado tanto enojo pudiera alimentar a su familia.

Entonces el pescador rompió en llanto y agradeció a Sayd por su generosidad y amabilidad, a lo que Sayd le respondió que tenía que agradecérselo sólo a su abuela. Hace años ella compartió esta sabiduría con él: “Siempre puedes reemplazar cosas perdidas, pero no el respeto y el amor de otros“, lo que él compartió en en su Facebook.

© Sayd Omar Morales Akmad/Facebook

Cualquiera se conmueve por el hecho de que este conductor haya renunciado recibir alguna compensación y decidiera ayudar a alguien que lo necesitaba.

Como hemos dicho en otros artículos, en el mundo hay mucha gente que marca la diferencia y ayuda a los demás sin esperar nada a cambio.

¡Por favor, considera compartir esta historia de compasión y generosidad si piensas que esto puede inspirar a otros para que sigan el ejemplo de este conductor que a pesar de su justificado enojo decidió ayudar a quien le ocasionó su malestar.

Mucha gente cuando tiene un accidente y le dañan su auto no solo quieren una compensación, sino que también hay quienes se valen de esto para incluso sacar provecho, pero en este caso todo fue diferente.

Estas historias muestran que no todo el mundo es igual, y que hay personas que mantienen la fe de que un mundo mejor es posible 😉

Vía: NN

Loading...

¿Qué Opinas?