A sus 92 años este pediatra atiende gratis a niños necesitados en Brasil

Iván Fundora es un conocido pediatra brasileño de 92 años. A pesar de que está retirado hace más de 20 años, Iván atiende gratis a los niños pobres que asisten al puesto de salud de Praia Do Leste, en Pontal do Paraná.

Iván y su esposa, quien es enfermera de profesión, asisten todos los lunes y jueves al puesto de salud. Desinteresada y voluntariamente brindan la mejor atención a los pequeños necesitados.

Según varios medios de comunicación locales, al menos 30 niños por día necesitan asistencia médica en el poblado pero no la pueden obtener porque sus familias son muy pobres y no tienen dinero para costearla.

«Ya gané dinero para ganarme la vida. Siempre estuve conectado con niños necesitados, socialmente, y quería continuar. Era necesario ayudar aquí porque la gente me conoce y termina preguntando. Ahora, entonces, con el apoyo de la salud, lo hago de manera organizada. Mi esposa me ayuda mucho, es una gran compañera», afirmó a los medios Ivan Fontoura.

Iván ha trabajado con niños 68 años y hasta 2005 fue director de un hospital donde se caracterizó por el trato humano que dio a sus pacientes. Se retiró en 2005, pero luego de un año descansando, se dedicó a trabajar de manera voluntaria y gratuita.

«Iré hasta que no pueda. Quiero morir de pie. Físicamente, sufro, trabajando sin parar, descansando solo por café, pero eso es todo. Luego nos juntamos y continuamos», aseguró el Dr. Fontoura en entrevista para la revista Marie Claire.

A pesar de su avanzada edad, el pediatra continúa con esta noble labor sin esperar nada a cambio y no tiene pensando en detenerse. El Dr. Fontoura es un hombre incansable capaz de darlo todo por los más necesitados. Por su gran dedicación se ha ganado el cariño de todos en Pontal de Paraná.